Edit
A dormir en positivo (+)

Cuando por fin nuestros pequeñines han aprendido a dormir solos…surge un nuevo comodín…¡el habla!

Estamos super ansiosos porque lleguen las primeras palabras y luego no sabemos como responder ante muchas ocurrencias ¿Os ha pasado?

Así que hoy veremos frases positivas para responder ante nuestros pequeños que ¡se las saben todas!

“¡Mamaaaaa no quiero dormir!”

“Ya lo veo cariño, pero ya ses de noche y es el momento de dormir. Túmbate tranquilo que pronto te vendrá el sueño. Te quiero”, damos un besito y salimos de la habitación y volvemos a los pocos minutos, siempre haciendo visitas muy cortas e interactuando lo mínimo que podamos. Queremos reforzar su seguridad, que sepan que siempre estaremos para asistirles, que no están del todo solos, pero recalcando la importancia del objetivo que estamos buscando, que logren conciliar el sueño por si solos.

“Mamaaaaaaaaaaa quiero dormir contigo”,

“Lo sé cariño, pero es mejor que descanses en tu camita de Frozen (ustedes me entienden, adapten al personaje/motivo), ya verás que bien vas a dormir, por la mañana nos vemos para que me cuentes que has soñado” un besito y te vas.

“Mamaaaaaa tengo sed”

“Ahora no es momento de beber, así podrás dormir mucho mejor. Que duermas bien. Un besito y te vas. Es recomendable que antes de acostarles les demos agua y les recordemos “este es el último vaso del día, así dormirás mejor”

“¿Mamaaaa me lees un cuento más?”

“Mañana tendremos otra aventura cariño, esta noche ya te he leído el de las buenas noches, ahora a descansar. Te quiero cariño, felices sueños” y te vas.

“Mamaaaaa tengo miedo”

“Tranquil@, estoy cerca y vendré si me necesitas, además te quedas con Elsa/osito que te hace compañía; o piensa en el paseo que hemos dado ayer con los abuelos, te harán sentir bien. Felices sueños”. Un besito y te vas.

Hemos dejado al peque en cama y medio satisfecho con nuestra respuesta…minutos mas tarde nos llama ¿Hemos de acudir cuando nos reclama?

Sí, siempre hay que ir para tranquilizarles. Sin cogerle en brazos, sin sacarle de la cama, sin encender la luz hacemos una visita corta para tranquilizar, damos siempre mensajes positivos, con voz suave y salimos de la habitación.

No es fácil para ellos irse a la cama y esperar que les venga el sueño de la nada, se siente solos en la oscuridad y necesita asegurarse de que no lo están, que sus papás están cerca y que no han desaparecido. Al acudir evitaremos que su angustia por miedo o inseguridad aumente y por tanto le estaremos ayudando a tranquilizarse; además nuestros mensajes positivos y nuestra tranquilidad serán la clave para que poco a poco aprendan el hábito de dormirse solos, y volver a conciliar el sueño en los despertares de madrugada.

¿Qué es lo más divertido que ha dicho tu peque para evitar irse a dormir?

,Necesito ayuda con el sueño de mi peque