El sueño es fundamental para el desarrollo de un ser humano, ya que todos tras culminar el día lleno de trabajo y actividades tenemos que acostarnos, cerrar los ojos y descansar. Esto permite que nuestro cuerpo no se sobrecargue de estrés y a su vez nos relajamos para volver a iniciar la rutina al día siguiente.

Dormir es tan importante para las personas que se ha vuelto un gran tema de investigación. De estas investigaciones se resalta que todos atravesamos por fases de sueño y que las fases de sueño entre adultos y niños no son las mismas.

En Coalas, damos un servicio de salus. Desde que nace el niño, tendrás a una experta en cuidados del bebé las horas que necesitéis. Tanto por la mañana para ayudaros y enseñaros, como para cuidar de los problemas de salud por la noche.

Por eso hemos preparado este artículo para que los padres puedan conocer cómo funciona el sueño de los bebés y así comprender por qué su patrón de sueño es tan variable.

Fases del sueño del bebé

Por lo general, lo adultos tienen 5 fases de sueño, 4 subfases que se dividen entre un sueño profundo y ligero, además de la fase de movimiento ocular rápido (REM), que es un tipo de sueño muy ligero. Por otro lado, los bebés tienen dos de estas cinco fases, el sueño profundo y la fase REM.

La razón de esto se debe a que el recién nacido necesita despertarse en varias ocasiones para alimentarse, si sus fases de sueño fueran 5 tendría que dormir más y no comería lo suficiente. Los bebés tienden a dormir muy ligero y no tan profundo, ya que así son más receptivos a cambios en su entorno, posteriormente entrarán en una fase de sueño profundo y se despertarán fácilmente, sin embargo, durante la noche se estarán alternando esas fases.

No cambiar el patrón del sueño

Lo ideal es comprender esto, pues no es nada sano querer modificar el patrón de sueño del bebé, ya que va en contra de su naturaleza. Por ésto, también se entiende el motivo para que muchos padres decidan dormir junto al bebé, pues también es un acto muy natural.

Esto se debe a que cuando despierte el bebé, tendrá cerca a la madre. Eso le ayuda a no despertarse tanto por la noche, pues al sentir su calor no necesitará llorar para llamarla. Incluso hay momento en los que hace el gesto de mamar, pero en segundos se vuelve a dormir y es porque sólo quería el calor corporal.

Hasta los 6 meses

Al momento de alcanzar los seis meses, el bebé adquiere el resto de las fases de sueño. Estará pasando por un período de adaptación en donde irá practicando cómo dormir, por ello, hay noches en que se despierte mucho, poco o se duerma sin despertarse en toda la noche. Como sus padres, solo os queda acompañarles en ese proceso.

Hasta los 3 años

Los menores de tres años tienden a despertarse durante la noche desde una o hasta cuatro veces, un pequeño porcentaje de ellos duermen del tirón. La mayoría duerme entre 8 a 12 horas, es muy habitual que los más pequeños duerman en brazos, así como que comiencen a dormir en su cuna solos.

Cuánto se suele dormir

Quienes más despiertan por la noche son los bebés de entre los 0 a 12 meses, pues lo hacen una o dos veces por la noche. Desde los 2 años puede disminuir, pero también despertar una o dos veces; para los que cumplen 3 años es normal despertar esa misma cantidad de veces, pero la mayoría duerme del tirón.

Para los recién nacidos las horas de sueño deben repartirse, pues duermen en tramos pequeños, sólo estos pueden llegar a dormir entre 4 a 6 horas, pasado los 6 meses suelen dormir de 8 a 10 horas. Por otro lado, durante el primer año duermen entre 10 a 12 horas, ninguno menos de 6 horas.

Como hacer que se duerman

Se ha demostrado que una alimentación complementaria facilita el sueño en los niños, pues los bebés que iniciaron esta alimentación suelen dormir del tirón. Sin embargo, los padres realizan distintos métodos para que se los niños puedan quedarse dormidos.

Los más pequeños los suelen dormir en brazos, unos suelen dormirse en sus cunas, otros con sus padres o dormir en sus cunas siempre que alguno de ellos les esté acompañando. Otras formas son la de acunarlos en su carrito, en el sofá o en la cama de los padres para luego pasarlos a la cama del niño.

Otras prácticas que usan los padres para dormir al bebé suelen ser el de preparar un baño para el bebé antes de acostarlo, luego le cantan una canción, lo que suele ser disfrutado por los más pequeños tanto como el padre o madre que lo lee. Al cumplir dos años prefieren cuentos.

Horas perdidas de sueño

Si estáis esperando el momento para ser padres, debéis saber que, así como pueden tener un bebé que duerma mucho también puede que no os deje dormir tanto. Según un estudio los padres pierden más de 700 horas de sueño durante el primer año del bebé.

Los bebés suelen dormir mucho, de 18 a 20 horas, pero para ellos no hay diferencia entre el día de la noche. Aunque esto se irá modificando a medida que crezca, pero es absolutamente normal que se despierte por la noche varias veces.

Solución

Si esperas una solución para ello, déjanos decirte que no existe ninguna. El sueño de los bebés es algo que no se puede cambiar, el mejor consejo es que os adaptéis a los horarios y establezcáis una rutina para que mientras el niño crece, lo asocie como la hora de dormir.

Para finalizar, os recordamos que si tu bebé se despierta mucho no se debe a un problema de sueño, es algo totalmente normal. Con el tiempo podrán dormir más tiempo por la noche, pero lo mejor es buscar métodos para que ellos se duerman pronto. No os estreséis por tener que atenderles varias veces en la madrugada, tomadlo con calma y brindarles toda la atención que necesiten.

WhatsApp chat