Superficie de madera

Resolviendo dudas sobre la Lactancia "artificial"

Actualizado: 19 oct 2021

Sea cual sea tu decisión mamá...siempre será la correcta.

Cuando de lactancia artificial se trata, muchas de vosotras manifiesta “culpa”, y es un sentimiento contra el que nos hemos propuesto batallar. Tanto ésta como muchas otras decisiones son meramente personales, y siempre será la decisión correcta.


No pretendemos ir en contra de la lactancia materna, seguimos siendo fieles defensores de sus beneficios. Pero no es menos cierto que es algo que no se da de manera fácil y natural para muchas de vosotras.

Además, existen miedos y vergüenza a la hora de reconocer que dais leche de fórmula y no consultáis sobre ello y caemos en errores comunes respecto a la preparación, cantidades, formas de dar el biberón e incluso conservación de la fórmula.


Estas son las dudas que siempre surgen cuando decidimos dar el biberón:


¿Qué diferencias hay respecto a la lactancia materna?

Radica en la composición de la leche, la leche materna aporta anticuerpos y probióticos que no contienen las fórmulas, que están en su mayoría elaboradas a partir de proteínas de la leche de vaca. La composición de la leche materna varía según los días de vida y la edad que tenga el bebé, mientras que la composición de las leches artificiales siempre la misma.


¿Los niños alimentados con biberón crecen más rápido y suelen ser más rellenitos?

No. Si seguimos las recomendaciones respecto a cantidades y regularidad de las tomas, los niños alimentados con pecho y biberón crecen al mismo ritmo. Lo normal es que ganen entre 150g y 200g de peso a la semana (son datos estimados). Pero siempre se recomienda seguir de forma más estricta los controles en el pediatra para no sobrealimentarlos.


¿La lactancia artificial puede favorecer el desarrollo de cólicos?

No tiene por qué. Pero puede ocurrir si el bebé no succiona bien y traga aire o ingiere muy rápidamente el alimento. Por ello es muy importante respetar la frecuencia de las tomas, de forma tal que no coma con nerviosismo por hambre. También hay que vigilar que la tetina sea adecuada a su edad, la apertura en esta determina el flujo de leche.


¿Es normal que sean más estreñidos?

Las deposiciones suelen ser más duras y menos frecuentes que las de los bebés alimentados con leche materna, así que ahorrarás unos cuantos pañales. Pero eso no significa que tengan que ir más estreñidos. Si ves que le cuesta o que no hace con frecuencia, consulta inmediatamente a tu pediatra.


¿Hay que tener en cuenta algo al elegir el biberón?

Nada especial respecto a la marca, ir probando, pero no hay que dar muchas vueltas a este tema. Lo verdaderamente importante es que en los primeros meses utilicemos tetinas de flujo lento para promover el fortalecimiento de la musculatura peribucal y que de esta forma hagan el mismo esfuerzo como si se estuvieran amamantando.


¿La fórmula sacia más o es que son más difíciles de digerir?

La digestión es más lenta, pero no difícil. Por éste motivo los bebés alimentados con biberón suelen aguantar más tiempo entre toma y toma, y también es posible que empiecen antes a dormir más horas seguidas por la noche (4-5 horas). Suele ser normalmente 1 toma cada 3-4 horas, consulta siempre con tu pediatra.


Hemos visto en los últimos años que han aumentado los grupos de apoyo a la lactancia materna. Sin embargo, son muchos los padres que vuelven a casa con un biberón bajo el brazo llenos de dudas, perdidos y sin saber cómo hacerlo… sobre todo, como hacerlo bien.

Esperamos haber resuelto muchas de vuestras dudas, y que sepáis que cuentan con el equipo Coalas para vivir con tranquilidad ésta aventura.

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo